miércoles, 10 de septiembre de 2008

Represión

Represión... ¡Ah! ¡Cómo cuesta callar ante motivos vanos y equívocos! Cuesta callar por miedo, por conformismo, por jerarquías. ¿Dónde queda la libertad de expresión? ¿Por qué no puedo decir lo que siento y pienso sin ser castigada?

Frases como "Él tiene el sartén por el mango" y "Si lo quiere verde, píntalo de verde" llenan mi cabeza, me aturden, me enojan, me confunden y exasperan.

La impotencia, el sentimiento cruel de no poder hablar, consume y lastima. Y a todo esto ¿Qué hacer? ¿Callar? ¿Ser cobarde y aceptar ideas erróneas por no entrar en problemas? ¡Va en contra de mi naturaleza!

Han despertado a la fiera en mí, hirieron su orgullo al descalificar sus esfuerzos. Ya enseña los dientes y gruñe por lo bajo. Aún no entiendo cómo es que después del reto y la burla no se lanzó a atacar directo a la yugular...

Calma mi querida leona, calma, ya habrá oportunidad de caminar erguida y orgullosa.



3 comentarios:

The Lonely Quarrymen dijo...

Suena a que fue un día muy pesado . . .si necesitas ayuda ya sabes dónde me puedes encontrar.

Y tranquila, escribe para desahogarte, las palabras sólo son palabras, el modo en que los demás las lleguen a tomar ya es su problema, tranquila, todo saldrá bien

Un saludo

LuNiTha dijo...

de verdad amo como escribes todo
perodn por abandonarte
la verdad se me olvido la contrasenia
i despues estuve en unas cosas
y trabajo qe no me dejaban ucho entrar por aka
i menos para inspirarme i ya ssabes
espero te sigas acordando de mi
pronto platikaremos cosas
cuidate
xao xao

Anónimo dijo...

Lo que talvez tu llames represión, yo lo llamo sentido común, coherencia y razón. Hay muchas formas de interpretar lo que uno escribe y empieza a maquilar en su propia cabeza pero aquí va lo que yo pienso acerca de esto….

Siempre tendremos esa necesidad o inconformidad de callar y/o hablar cuando sea necesario, hay veces en las que, aunque deseemos gritar las cosas, debemos mantenernos callados y reservar nuestros comentarios. Un ejemplo seria como cuando somos regañados injustamente, ¿acaso eso no es frustrante? Tus padres parecen no encontrar las palabras suficientes como para meterte en la cabeza que lo que hiciste estuvo mal (aun sabiendo que tu no hiciste nada y ellos te han juzgado erróneamente). En estos casos es mejor mantenerse callado porque si quieres salir mas fácilmente del problema y usas un poco tu razón te darás cuenta de que es mejor reservarse comentarios a ganarse problemas.

Otro buen ejemplo es como cuando te gusta alguien, quieres ver a esa persona a los ojos y decirle todo lo que te has guardado para ella y aunque sientas que el mundo se vuelve color rosa cuando la miras y te pongas mas nervioso al estar con ella que con un examen de mate, debes recordar que no puedes llegar con alguien para expresarte de esa forma, todo lleva un proceso. A veces el callarse cosas, en vez de perjudicarnos, nos ayuda de una manera tan increíble que no podríamos ni siquiera imaginar la cantidad de problemas y/o infortunios que nos evitamos por callar.

Y por supuesto que hay muchas otras ocasiones en las que tienes ganas de hablar y debes hablar. Un ejemplo clásico seria el de ayudar a un amigo a salir de algún problema. ¿Cuántas veces no has tenido esa necesidad, ese instinto, esas ganas de ayudar a un ser querido? ¿Acaso pararías hasta ver que esa persona esta bien y/o a salvo de sus problemas? Yo digo que siempre querrás hablar sobre justicia cuando se trata de inconformidades e injusticias.

Pero como todo ser humano también he sentido aquella represaría, esas ganas de hablar y la impotencia por no poder hacerlo pero siempre trato de mantener en mi cabeza una maravillosa idea que me ha dado mi padre desde hace muchos años “Una mente sana es aquella que sabe balancear tanto sus problemas como sus ideas.” Considero que esta frase encaja perfectamente en esta situación porque siempre tendremos que saber cuando si y cuando no.

Lo mejor es dejar las malas cosas pasar y retener las cosas buenas tanto como se pueda pero claro esta que no debemos apegarnos a nada en esta vida. Y robándome una frase muy celebre que me ha encantado desde que la escuche y leí, y que aparte de todo me gusta ponerla en practica, te diré que………………………………………
………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………
LA VIDA ES BELLA




P.d. No pude ver el video de la leona creo que no funciona :S