lunes, 1 de febrero de 2010

Confianza



Escrito para la clase de formación, buscando a alguien que representara a la confianza...


_________________________



Ella es mi madre, y a ella debo casi todo lo que sé acerca de la confianza. Primero, de pequeña, me enseñó a ganarme la confianza de los demás siendo siempre honesta. Más tarde, me dio un ejemplo vivo de lo que es poder confiar en alguien más, y ahora me muestra la fuerza de creer y confiar en algo más grande que uno mismo.


Haciendo un poco de historia, mi mamá nació en una familia pobre, y desde pequeña tuvo que cuidar a sus hermanos. A los 15 años entró a trabajar como secretaria, sacrificando su preparatoria, porque ya no había dinero. Trabajó un tiempo, y después logró estudiar a la vez. Más tarde conoció a mi papá y bueno, la historia a partir de ahí ha tenido sus altas y sus bajas.

Pero lo cierto y hermoso en esto es que las cosas siempre le han salido bien. Su propia hermana se maravillaba porque, a pesar de que el sueldo de mi madre era escaso, siempre traía algo en el monedero. Ahora, todos en casa nos sorprendemos cuando se las ingenia para malabarear tiempos y recursos.


A nuestras preguntas y nuestro asombro, ella contesta con una sonrisa y un brillo en la mirada que anticipan las siguientes palabras: “Dios es grande y está conmigo”.


Mi mamá no ha tenido una vida fácil. Su madre murió mucho antes de que ella se casara, mi abuelito sufrió una embolia que lo dejó en silla de ruedas y sin poder hablar por mucho tiempo, y las cosas ahora que está casada no son siempre como de cuento de hadas, pero aún así confía en un Dios bondadoso que la saca de sus problemas. ¡Y vaya que es así!


Obviamente, ella trabaja muy duro, pero él la ayuda siempre.


A mi madre la puse aquí, en confianza, porque es ese quizá uno de los valores más importantes que me ha legado, aún si yo a la mía le llamo de otra manera. Y la he puesto también porque en nadie más he visto tan patente esa mezcla de amor, trabajo y fuerza que hacen que la fe, verdaderamente, mueva montañas.

6 comentarios:

Belatish dijo...

Wow chica!!! simplemente beiiop!
no tengo más palabrazz
muak!! te amo Jo!!!

Laura Sofía dijo...

La vida de tu madre tiene tintes parecidos a la de mi madre...
Un saludo para ella y un abrazo muy fuerte.

Sydney dijo...

Conclusion: nuestras madres son lo maximo y las amamos

Dichosas somos

bonito!

Jo Pelerín dijo...

Belatish:
Gracias =D

Laura Sofía:
Me agradaría conocer la historia de la tuya =D Un saludo también para tus padres

Sydney:
Excelente conclusión =D

Jaxmany dijo...

La confianza es una conviccion y todo comienza con una pequeña chispa dentro de nuestros corazones. Creer es Crear.
Es una voluntad que se aferra a todos nuestros sueños e ideales, es caracter y desicion, es estar concientes de que todos nosotros tenemos el mundo en nuestras manos.
Somos los fabricantes de nuestro propio futuro y todo depende de cuanto nos amemos y cuanto amemos lo que soñamos. A final de cuentas creo que es una virtud, Confiar en ti, comfiar en los demas, Confiar en lo que crees pero no puedes demostrar, Confiar con el corazon, confiar a ciegas, Confiar en una obsesion, Confiar en tus palabras.

Creamos cuando queremos.
Creamos cuando creemos.
Creamos cuando amamos.
Creamos con nuestros sueños.
Creamos en la obscuridad luces con el pensamiento.

Jo Pelerín dijo...

Jax:
Para variar, un gusto leer tus letras
Coincido con tus ideas, y me encanta la forma en la que las expresas...
Confiar es crear, crear es iluminar...